La lectura de textos digitales: un imperativo en la educación cubana actual

The reading of digital texts: an imperative in current Cuban education

Lic. Daynelis García Fernández

dfernandez@uho.edu.cu

Universidad de Holguín, Cuba

M.Sc. Moraima Bárbara Arias Ramírez

moraima@uho.edu.cu

Universidad de Holguín, Cuba

M.Sc. Yané Álvarez Rómulo

romulo@uho.edu.cu

Universidad de Holguín, Cuba

 

Resumen

En el siglo XXI, la comunicación representa una modificación de todos los elementos que parcialmente, habían sufrido algún tipo de transformación en momentos históricos precedentes como, los soportes de la escritura, la técnica de reproducción y diseminación, y las maneras de leer. Generalmente son los estudiantes quienes utilizan con mucha regularidad el formato digital para el ejercicio de la lectura porque les ofrece, ante todo, mucha autonomía; es decir, leen lo que quieren, cuando quieren y donde quieren.

La presente ponencia pretende realizar un acercamiento al tema de la lectura digital, que cada vez adquiere mayor protagonismo en el ámbito escolar de todos los niveles de enseñanza.

Existen dificultades de carácter teórico, metodológico y técnico que se manifiestan en la práctica, por lo que es necesario recalcar el insuficiente desarrollo de investigaciones que aborden acciones específicas para el trabajo de la promoción de lectura a través de los textos digitales.

Palabras clave: lectura digital; educación cubana; promoción de lectura

Abstract

In the 21st century, communication represents a modification of all the elements that had partially undergone some kind of transformation in previous historical moments such as the supports of writing, the technique of reproduction and dissemination, and the ways of reading. It is usually the students who use the digital format very regularly for the exercise of reading because it offers them, first of all, a lot of autonomy; that is, they read what they want, when they want and where they want.
This paper aims to approach the topic of digital reading, which is becoming increasingly important in the school environment of all levels of education.
There are difficulties of a theoretical, methodological and technical nature that manifest themselves in practice, so it is necessary to emphasize the insufficient development of research that addresses specific actions for the work of reading promotion through digital texts.
Keywords: digital reading; Cuban education; reading promotion

 


1.   Introducción

La Revolución Cubana ha hecho de la lectura un patrimonio real de todos. La avidez lectora de los habitantes de este archipiélago asombra a gentes del mundo entero, como se aprecia en las Ferias Internacionales del Libro de La Habana, ahora extendidas a todo el país. Pero aún no se lee lo suficiente, ni de la manera más lúcida y provechosa. En muchas familias todavía no se educa a los niños, desde las edades más tempranas, en el amor al libro. Por tales razones corresponde a los educadores, con el inmenso poder del ejemplo, compensar esas carencias y convertir todos los centros escolares en sitios donde se reverencie la lectura y se considere la formación de lectores como una de las tareas cardinales de la labor educativa.

Las lecturas pueden ser informativas, formativas y recreativas. Por otra parte, la lectura en la era digital que transcurre requiere no solo del dominio de lo escrito, sino y especialmente de lo visual.

Los cambios introducidos por las tecnologías de la información y las comunicaciones producen, y a la vez son producidos, por cambios culturales en los modos de crear, transmitir y recibir información. La lectura como proceso esencial para la apropiación de información recibe también estas influencias renovadoras. En ese sentido, surgen nuevas cualidades para el proceso lector, precisamente la interactividad y la multitarea son rasgos distintivos del modo de lectura que promueve la pantalla de la computadora, es por eso que ya no se trata solo de leer sino de leer y navegar.

En este nuevo contexto, los centros educativos deben adaptar su estrategia para despertar el gusto por la lectura con el objetivo de que no se limite a transmitir la información en un solo sentido, sino que además este nuevo modelo permita a los lectores comprender lo que se lee y compartirlo con otros lectores para que puedan formar parte del proceso informativo.

A partir de estos fundamentos, la experiencia de las investigadoras como docentes, unida a la observación directa, al intercambio sistemático con los estudiantes, en conversaciones informales con docentes y directivos han podido constatar las insuficiencias siguientes:

     Existen muy pocos lectores activos por el escaso conocimiento acerca de los medios que pueden emplearse para la lectura digital y sitios donde acceder a los libros digitales.

     Poco dominio de que, entre los tipos de lectura existentes, está ubicada la lectura digital.

     No se aprovechan los turnos de Informática, para promover la lectura de textos digitales.

     No se aprovechan las potencialidades que ofrecen los paquetes digitales (Paqueteduques y La mochila) para la promoción de lectura.

     No existe coordinación entre la bibliotecaria escolar y los profesores de Informática, ni los Club de Computación de la comunidad para favorecer la formación de lectores digitales.

     No se aprovecha la existencia en las aulas de diferentes dispositivos (móviles, tablets, laptops, etc.), en manos de estudiantes y profesores para promocionar la lectura digital.

Conocedores de estas dificultades de carácter teórico, metodológicas y técnicas que se manifiestan en la práctica, es necesario precisar, que no es suficiente en el nivel medio superior el desarrollo de investigaciones que aborden acciones específicas para el trabajo de la promoción de lectura a partir de los textos digitales.

2.   Materiales y métodos

A cada tipo de lector corresponde un método distinto de orientación de la lectura, acorde con sus características y capacidades para transformar sus actitudes ante el libro.

Los métodos orales se clasifican en: crítico, ilustrativo y recomendativo. Todos se conciben para grupos de lectores que poseen niveles de desarrollo y gustos afines, con el propósito de utilizar motivaciones que permitan lograr efectividad en el trabajo.

Método crítico: está destinado a lograr que los lectores valoren críticamente lo que leen y a que sean capaces de incorporar a la actividad práctica el contenido de sus lecturas. Entre las formas del método se encuentran: los debates y las actividades demostrativas.

Técnicas del método:

Libro-debate: su componente esencial es el proceso de razonamiento colectivo de los lectores. Los capacita para cultivar un pensamiento crítico. Al organizar el libro-debate es necesario seleccionar correctamente la obra a discutir. Reclama un trabajo previo de divulgación que incluye el préstamo del libro a debatir, la elaboración de carteles y de volantes u hojas impresas con datos sobre el libro y sobre la vida y obra del autor.

Libro-Cine-Debate: consiste en debatir conjuntamente películas y libros. Responde a los mismos objetivos que el libro-debate y su organización es similar a la del anterior.

En la divulgación de esta actividad, además de la información sobre el libro, deben circularse elementos informativos del filme seleccionado, tales como la ficha técnica de este y algún comentario sobre él elaborado por un crítico autorizado

Actividades demostrativas: son actividades complejas, que combinan comentarios de libros con demostraciones prácticas que ejemplifiquen la relación del contenido de aquellos con distintas manifestaciones del arte, la técnica, etcétera.

Método positivo-ilustrativo: es un método que se emplea para dar a conocer a los lectores los valores positivos de las obras y de los autores, contrastándolos con los factores negativos, cuando estos existan. No incluye el debate, ni la demostración práctica, aunque durante su ejecución no debe faltar el reflejo explícito de los vínculos entre el contenido de las obras objeto de promoción y la práctica social, así como el intercambio de opiniones entre los participantes. Entre las formas del método ilustrativo se encuentran: las charlas sobre libros, las lecturas comentadas, las narraciones y los encuentros con escritores.

Método recomendativo: se emplea con el fin de interesar al usuario en la lectura de las obras que se le ofrecen. Se incluyen obras de valor que no hayan sido leídas por los lectores, obras que no hayan circulado, o circulen pobremente. En el primer caso pueden incluirse las nuevas adquisiciones. Entre las formas del método recomendativo se encuentran: los comentarios de libros, las revistas orales y las tertulias de lectores.

3.   Resultados y discusión

La mayor parte de los educadores e investigadores están conscientes de la necesidad de estimular en los estudiantes el hábito de lectura, y es un tema históricamente atendido, aunque no siempre con los resultados deseados. Aprender a leer y leer para aprender, constituyen una unidad dialéctica que requiere de esmerada atención por parte de todos los agentes socializadores, a saber, escuela, familia, comunidad, entiéndase la sociedad en su conjunto, en un largo camino que solo puede transitarse con provecho si se asocia al acto de leer.

Kenneth S. Goodman afirma que “Toda lectura es interpretación y lo que el lector requiere es capaz de comprender y de aprender a través de la lectura”, citado por González, 2000, p.63. Por su parte, Dubois apunta que “la lectura es un proceso de interacción entre pensamiento y lenguaje (…)”, p.64, con lo que se entiende que la lectura es un entramado de relaciones cognitivas y afectivas, donde el lector desempeña un papel fundamental: le da vida al “arte de leer”, según palabras de la destacada profesora Camila Henríquez Ureña.

Las autoras asumen la definición de leer que ofrece Rodríguez, 2010, p.162 que plantea: “Leer es un proceso activo que relaciona de manera muy especial a un lector con un texto dado”, con lo que se entiende que la lectura es un tipo específico de actividad humana, que se da en la relación de un sujeto lector con un texto en concreto.

Para Abello y Montaño, 2014: La digitalización, como forma de almacenamiento, donde informaciones de diferente naturaleza son reducidas a una forma común, ha generado cambios en los modos de lectura. La información digital presenta como característica la virtualidad, rasgo que significa que la información en su nivel energético es ilegible directamente y precisa de forma integrada procesos de descodificación y aparatos y programas informáticos que le den visibilidad.

En la esfera educacional facilita al estudiante su formación teórica o profesional y su uso sistemático fomenta en él, hábitos de estudio independiente que le sirven para ampliar cada vez más sus conocimientos, de igual modo contribuye a desarrollar habilidades en el uso correcto del lenguaje oral y escrito. Desde el punto de vista psicológico logra que se alcancen momentos de recreación, permite analizar la conducta humana y valorar sus cualidades positivas y negativas; lo cual crea patrones de conducta elevados.

Las nuevas tecnologías y la evolución del Internet han modificado la manera de leer, y aunque en el fondo promover la lectura en el entorno digital no dista mucho de la promoción de lectura tradicional, sí existen nuevas herramientas y accesorios mediáticos para acceder al mundo.

La digitalización es una forma de almacenamiento de información. Es el proceso mediante el cual informaciones de diferente naturaleza son reducidas a una forma común.

Esta revolución electrónica ha provocado cambios en los modos de lectura: Leer en la pantalla del monitor no es exactamente igual que leer en un libro, pero exige las destrezas de la lectura en formato papel.

Los libros establecen referencias que remiten a otros libros; la información en red permite acceder a esas informaciones si están disponibles en la red.

Hasta ahora solo se bebía del lenguaje textual y gráfico que aportaban básicamente los libros de texto, pero los nuevos documentos digitales van más allá y además incorporan elementos multimedia (sonidos, videos...) para cuya comprensión se requieren nuevas habilidades y nuevos instrumentos operativos.

El libro es un producto final, mientras que la información digital puede ser manipulada y utilizada en diferentes formas. Esta característica es esencial para comprender sus posibilidades culturales. El estatismo del texto impreso contrasta con el dinamismo del texto en formato digital, esta interactividad supone un diálogo entre el lector y el texto, que se modifica en función de los elementos que se le solicitan en cada momento.

Todo lo anterior conlleva a analizar las ventajas o beneficios de la lectura de textos digitales en la educación cubana actual:

     Se adquiere el poder de desestructurar y reestructurar los textos originales

     Se puede ejercitar múltiples operaciones en uno o más textos en este formato

     Se busca y recupera de forma inmediata la información

     Se tiene acceso a disímiles posibilidades para leer

     Se puede leer desde la comodidad del hogar, escuela u oficina, sin desplazarse

     Se ofrecen múltiples opciones de búsqueda y recuperación

     Se encuentra información sobre múltiples temas del conocimiento humano almacenado en soporte digital

     Se tiene la posibilidad de poder decodificar texto, imagen y sonido

     Se constatan y utilizan nuevos formatos de textos (hipertexto, hipermedia, Web).

En el orden pedagógico, se precisa, entonces, una mayor competencia por parte del docente, quien debe ofrecer niveles de ayuda cada vez mejores sobre la selección, orden y procesamiento de la información. Internet puede ser una herramienta útil para obtener información y ser un excelente complemento de actividades didácticas, en función de que los estudiantes puedan auto-organizar y desarrollar sus propias metas de aprendizaje.

A la vista de los fenómenos que rodean la lectura digital y de los nuevos comportamientos que adoptan los lectores, la biblioteca debe obrar en consecuencia y sumar a sus prácticas tradicionales el desarrollo de nuevas estrategias de comunicación con los usuarios que contemplen este nuevo escenario y enriquezcan su acción con nuevos modelos de promoción de la lectura que se basen en el fomento de las conversaciones en red. La biblioteca debe hacerse presente en las comunidades de lectores existentes o crear círculos propios que incorporen las opciones que caracterizan estas redes: el intercambio de reseñas, comentarios y recomendaciones, la confección de listas de lecturas, las votaciones de títulos y otros mecanismos de participación.

Según el diccionario Océano de la Lengua Española, promoción: acción y efecto de promover.

Promover: Iniciar o adelantar una cosa, procurando su logro, impulsar, fomentar, suscitar, empujar, emprender.

Marcel Proust (1969) se refiere a que: “promoción de lectura es un sistema de actividades dirigidas a incrementar el acceso al libro y a la lectura favoreciendo la preparación cultural del usuario”.

Según Georgina Arias (2004) “promoción de lectura es un conjunto de acciones administrativas, académicas, económicas, políticas, sociales y culturales que una persona, comunidad, institución o nación desarrollan a favor de la formación de lectores y del acceso democrático a la lectura”.

Se asume entonces que la promoción de la lectura es un conjunto de actividades que un individuo desarrolla a favor de las necesidades lectoras del usuario. Se trata de lograr que la lectura se inserte en el sistema de motivos internos del individuo, de tal forma que lo mueva a leer.

En las escuelas de hoy deben realizarse diagnósticos sobre promoción de la lectura de textos digitales, a partir de las actividades propuestas en varios de los trabajos de Diploma de los estudiantes graduados de Licenciatura en Educación, especialidad Español -Literatura. Para ello se proponen tres indicadores esenciales:

Atención a la promoción de la lectura de textos digitales en las tareas docentes:

     La biblioteca escolar

     Los turnos de Informática

Preparación científico-metodológica del bibliotecario escolar, profesores de Español - Literatura y profesores de Informática para la promoción de la lectura de textos digitales

Nivel de conocimiento y aceptación de la promoción de la lectura por parte de los estudiantes.

Estos indicadores permitirán evaluar los siguientes aspectos:

     Si se aprovechan todas las potencialidades que ofrece el proceso de enseñanza-aprendizaje, en especial la clase de Español - Literatura para la promoción de la lectura de textos digitales

     Cómo es la atención a la promoción de la lectura en la escuela desde el trabajo con los textos digitales que contiene el paquete digital PAQUETEDUQUES

     Si son suficientes las actividades de la biblioteca escolar para la promoción de la lectura de textos digitales y los objetivos del Programa Nacional de la lectura solo se cumplen parcialmente, pues no siempre las actividades realizadas involucran a todo el colectivo pedagógico y a la comunidad (Clubes de computación)

     Si es o no limitada la preparación de los docentes en función de la orientación educativa que requieren para incentivar en los estudiantes el hábito lector y el reconocimiento del valor social de la lectura y en especial de la lectura de textos digitales

     Cómo se comporta la actividad de la lectura por parte de las diferentes instituciones educativas, o de otro tipo, que se enclavan en la comunidad donde se desarrollan los estudiantes, de manera que exista un acertado sistema de influencias educativas de la escuela y la comunidad para incentivar el hábito lector en niños, adolescentes y jóvenes.

A continuación se muestran ejemplos de actividades que han sido experimentadas en la carrera de Español-Literatura de la Universidad de Holguín, donde se aplican las diversas técnicas de los métodos expuestos con anterioridad.

Libro-debate: su componente esencial es el proceso de razonamiento colectivo de los lectores. Los capacita para cultivar un pensamiento crítico. Al organizar el libro-debate es necesario seleccionar correctamente la obra a discutir. Reclama un trabajo previo de divulgación que incluye el préstamo del libro a debatir, la elaboración de carteles y de volantes u hojas impresas con datos sobre el libro y sobre la vida y obra del autor.

Libro-Cine-Debate: consiste en debatir conjuntamente películas y libros. Responde a los mismos objetivos que el libro-debate y su organización es similar a la del anterior.

En la divulgación de esta actividad, además de la información sobre el libro, deben circularse elementos informativos del filme seleccionado, tales como la ficha técnica de este y algún comentario sobre él elaborado por un crítico autorizado. En las palabras de presentación el moderador llamará la atención sobre las características principales de la obra seleccionada, de forma tal que los participantes puedan utilizarlas como puntos de comparación con el contenido de la película. La proyección de esta a continuación de la presentación, constituirá un elemento importante de motivación para el debate posterior.

Charla de libros: es una actividad por medio de la cual se da a conocer a los lectores los libros que posee la biblioteca, pueden ser nuevas adquisiciones o libros que permanecen dentro de la colección, que por su encuadernación o por sus ilustraciones, no llaman la atención de los alumnos, además con motivo de la fecha de nacimiento o muerte de un autor destacado, se debe planificar la actividad y organizar todos los materiales necesarios para ofrecer un comentario acerca del contenido y del autor de la obra, se presentará alguna ilustración, se leerán textualmente párrafos para ilustrar lo que se comenta.

Esta técnica tiene como particularidad que nunca se da a conocer el final, es decir, se deja inconclusa en el momento más emocionante. Debe ser divulgada por diferentes vías. Puede hacerse una charla con más de dos libros, en dependencia de la extensión y del tema que traten los mismos.

Charla de arte: por ser una especialidad, necesita de toda una preparación del docente o bibliotecario y una cuidadosa selección. Estas charlas pueden ser de pintura, escultura, música y monumentos; mediante ellas se desarrolla en los alumnos el placer en la apreciación de las obras de arte, además se cumple con uno de los principales objetivos del sistema educacional y el desarrollo de una cultura general integral.

Se inician las charlas con un comentario sobre el autor y su obra, se intercalan pinturas, canciones, esculturas de ese autor, según sea el caso, es importante que la bibliotecaria en la preparación de la misma tenga en consideración todo lo que necesita para realizarla, vídeos, grabadoras, cuadros, etcétera.

Peña de Lectores: Esta actividad va encaminada a la organización de un grupo de usuarios aficionados a la lectura para fomentar el interés y el hábito de leer. Consiste en agrupar a ciertos estudiantes que tienen como preferencia determinado tipo de lectura o sea, informativa, literaria, cognitiva. En ella se desarrollan actividades encaminadas a fomentar el interés por la lectura.

Técnica: en cada actividad el promotor se reúne con antelación con los integrantes de la peña, por acuerdo unánime escogen el tema o la obra que se va a tratar, los estudiantes se preparan en la lectura e interpretación del mismo. Se hace un análisis de la obra, se examina el contexto histórico, el mensaje que trasmite el autor y la vigencia que tiene el tema central de la obra.

Mesa Redonda: es una actividad colectiva, se discute un tema entre cuatro o cinco personas, bajo la dirección de un moderador, en el que participa un auditorio que puede tomar carácter activo mediante el moderador, se orienta el trabajo preparatorio a los equipos con suficiente antelación, para que analicen los elementos necesarios acerca del tema que expondrán. Cada equipo elige su representante.

El panel: Constituye un método de discusión, donde un grupo de ponentes expone frente a una audiencia que generalmente participa con posterioridad, durante un período dedicado a preguntas y respuestas. El público, al propio tiempo que se informa, contribuye con sus preguntas al enriquecimiento del asunto motivo de la indagación. El objetivo del panel es ofrecer una visión o comprensión más clara y amplia de un contenido o problema específico.

Un elemento fundamental del panel es el moderador, quien dirige la actividad.

Narración de cuentos: se realiza con el objetivo de resaltar los contenidos positivos de la obra, contribuye al desarrollo de la imaginación y la capacidad creadora de los lectores.

Se pueden utilizar medios audiovisuales. Se divide en cuatro partes: introducción, tema central o asunto, clímax y desenlace, es de suma importancia la selección del cuento, según la edad y el diagnóstico de los usuarios a quién va dirigida la narración. Dentro de las cualidades esenciales a tener en cuenta para seleccionarlo se tiene: acción animada, palabras e imágenes agradables, frases armoniosas, que hable la imaginación, ritmo, repeticiones y se permiten pausas para lograr efectos. Los cuentos más apropiados para narrar son: los folklóricos, los mitos, las leyendas, los de animales, los de la naturaleza, los realistas y los de héroes.

La dramatización: ofrece la oportunidad de ejercitar el trato social, desarrolla el carácter, así como la vida en grupo, en colectivo. Mediante la dramatización se integran todos los procesos de la expresión individual, sus posibilidades creadoras son ilimitadas, el alumno al trabajar en una obra se compenetra con los personajes y hace suyo sus sufrimientos y actitudes, es recomendable prepararlos con anterioridad. Se pueden dramatizar obras conocidas o creadas por ellos, vivencias y experiencias.

Lectura comentada: es muy importante para lograr una fácil comprensión del texto por parte de los alumnos, el docente o bibliotecario después de seleccionada la obra, la divide en partes y de cada una de ellas hace preguntas, de modo que comprendan los acontecimientos que ocurren en esas partes, finalizada la lectura se hacen las preguntas generales como conclusión de la actividad. Esta lectura la realiza el que esté al frente de la actividad o algún participante previamente preparado.

Lectura libre: permite que los alumnos seleccionen libremente el material que deseen leer en la biblioteca. Es tarea del bibliotecario orientarlos hacia las lecturas más apropiadas a sus intereses y necesidades. Se dedicará un tiempo para la lectura, al finalizar se formularán preguntas de carácter general y su objetivo será el de comprobar si realizó o no la lectura. Se le hacen recomendaciones de otros documentos que aborden el tema tratado. Es muy importante para el desarrollo de habilidades lectoras en los alumnos y para una fácil comprensión de la obra.

Lectura dirigida: es muy importante para el desarrollo de las habilidades lectoras de los alumnos y les facilita la comprensión de la obra. Primero se selecciona el tema a tratar, en correspondencia con el número de ejemplares de que se disponga, así como la previa coordinación con el profesor, el bibliotecario hará una breve introducción donde presenta el tema de manera general, se divide en partes o no, de acuerdo con la extensión de la obra. Las preguntas que se hagan deben ser claras y precisas, de manera que los alumnos respondan de forma concreta.

Lectura a viva voz: se debe orientar previamente la búsqueda, por parte de los alumnos, de los textos que prefieren leer, así como de los datos más significativos de su autor, para luego exponerlo en el transcurso de la actividad, es bueno aclarar que las obras seleccionadas no deben ser extensas, sobre todo deben ser poemas, cuentos cortos, leyendas con un lenguaje que permita medir las habilidades lectoras de los participantes. Debe hacerse una amplia divulgación para lograr la mayor cantidad de participantes. Al finalizar se estimula al que mejor haya leído.

Encuentros con escritores: en estas actividades se debe pedir a los autores que comenten una o varias de sus obras, resaltando los contenidos más interesantes en forma sugerente para despertar el interés por la lectura de ellas, o que se refieran a las fuentes de inspiración de sus obras.

De esta manera quedan expuestas las técnicas de los métodos antes mencionados, muchas de las cuales han sido experimentadas por estudiantes y profesores de la carrera de Licenciatura en Educación Español-Literatura tanto en el marco universitario como en su práctica laboral investigativa.

4. Conclusiones

La promoción de la lectura de textos digitales carece hoy de un tratamiento específico, sistemático y no tradicional, de modo que favorezca la motivación por la lectura no solo de las obras que se estudian en los programas de cada enseñanza, sino también de otras que pueden contribuir al desarrollo de la cultura de los estudiantes.

La lectura de textos digitales debe ser un imperativo en la educación cubana actual, pues se considera una nueva forma de socialización del conocimiento. Integrar en las clases las diferentes técnicas antes mencionadas, debe constituir una premisa a cumplir por todos los docentes.

Esta investigación ha pretendido ofrecer algunas herramientas básicas para implementar la promoción de textos digitales en toda actividad que se realice en el entorno escolar de cualquier nivel de enseñanza. Ello favorecerá la relación afectiva de los estudiantes con las obras literarias a partir de la variedad de la propuesta que cada educador sea capaz de elaborar.

5.   Referencias bibliográficas

Abello Cruz, Ana María y Juan Ramón Montaño Calcines. (2014) Renovando la enseñanza del español y la literatura. Editorial Pueblo y Educación, La Habana.

Aguirre, M. (1973) Verdad y fantasía en la literatura para niños. Boletín para bibliotecas escolares, 3 (71).

Cassany, D. (2002) Obtenido de https://www.upf.es/dtf/personal/danielcass.

Colectivo de autores. (2013) El mundo y la cultura mediados por la lengua. Editorial pueblo y Educación, La Habana.

Colectivo de autores. (2013) Leer y escribir en la universidad. Editorial Educación Cubana, La Habana.

Domínguez, Ileana. (2013) Lenguaje y Comunicación. Editorial Pueblo y Educación, La Habana.

López Díaz, J.A. (2012) De la lectura del mundo a la lectura de la palabra. Educación, (137), pp. 2-4.

Nieto, A. (2002) Conferencia ofrecida en el 5to congreso internacional de promoción de la lectura y el libro. En el marco de la XXVIII Feria Internacional del Libro en Buenos Aires.

Enciclopedia cubana en la red (2018) Ecured. Libro electrónico. Recuperado de https://www.ecured.cu/Libro_electr%C3%B3nico

Torricella Morales, Raúl G (2016) Edición, publicación y distribución de libros digitales académicos. 10mo Congreso Internacional de Educación Superior Universidad 2016.

 

 


 

 

Fecha de recepción: 10 de abril de 2019

Fecha de aceptación: 30 de mayo de 2019